Dispositivos médicos de Magnetoterapia

Efectos terapéuticos
Estás aquí:

Efecto analgésico

La Magnetoterapia Pulsátil debido a la inducción, genera corriente en las fibras nerviosas, bloqueando el paso de las sensaciones de dolor desde la zona del dolor a través de la médula espinal  a los centros del cerebro y como resultado de esto y de otros mecanismos como: la producción de endorfinas, reducción de la inflamación, hinchazón y la miorelajación, se alivia el dolor. La regulación del movimiento de los iones de calcio a través de la membrana celular, contribuye a la vasodilatación, el efecto analgésico y la relajación muscular. Después de aplicar la Magnetoterapia Pulsátil se demostró un aumento de la actividad de la deshidrogenasa de ácido láctico en la musculación expuesta (contribuye a la eliminación del ácido láctico que provoca los receptores de los nervios y son causa de dolor. El efecto analgésico es uno de los efectos más importantes de la magnetoterapia en la mayoría de los casos. tiene un uso amplio en enfermedades degenerativas del aparato locomotor y estados postraumáticos. (ref. Dr. Peter Bednarčík. Biomag)

Efecto miorrelajante

Relaja los músculos esqueléticos. Con la aplicación de la Magnetoterapia Pulsátil se contribuye a acelerar la eliminación de los metabolitos ácidos que causan una irritación dolorosa en los músculos y en las zonas de inflamación crónica,  esto reduce el dolor y permiten la liberación de las contracturas. Se demostró un significativa desaceleración de la conducción nerviosa en las extremidades inferiores y este proceso contribuye a la relajación muscular. Aprovechando el efecto miorrelajante de los dispositivos en los músculos de la espalda alivia complicaciones como rigidez en el cuello, dolor de cabeza, mareos, sordera, movilidad limitada y dolor que irradia hacia las extremidades. (ref. Dr. Peter Bednarčík. Biomag))

Efecto antiinflamatorio y antiedemático

La aceleración del metabolismo después de la aplicación de la Magnetoterapia Pulsátil permite una absorción más rápida de los edemas óseos y en tejidos blandos. Produce también acciones antiinflamatorias y analgésicas.  (ref. Dr. Peter Bednarčík. Biomag)

Efecto vasodilatador

El CMP  afecta la polarización de los glóbulos rojos con una carga positiva. Funciona contra el agrupamiento de los glóbulos rojos en forma de pilas o columnas (efecto rouleaux), contribuye a su dispersión y , como consecuencia aumenta la superficie capaz de ligar oxígeno. La sangre que ha pasado por el campo magnético, tiene una mayor capacidad para oxigenarse. La polarización de los glóbulos rojos incide en el tono muscular de los vasos sanguíneos, capilares y arterias: se produce el efecto de vasodilatación y por tanto el aporte de sangre oxigenada y nutrientes es óptimo; además se acelera la eliminación de sustancias tóxicas de las células. El CMP  influye positivamente en la plasticidad de lo glóbulos rojos .Las células más flexibles se adaptan mejor a los “obstáculos” en el sistema vascular. También se reduce el riesgo de coágulos de sangre (trombos). Durante la aplicación se activan los iones parasimpáticos y el flujo de salida de Ca2+, con lo que se afloja la musculatura vascular y esto conduce a la vasodilatación. Todo esto influye en la armonización de la frecuencia cardíaca. la circulación y la presión arterial. La aplicación de CMP demuestran sus capacidades en las formas leves de enfermedades de corazón, enfermedades de ciática  en las extremidades superiores e inferiores, en las úlceras que no cicatrizan y los trastornos de circulación sanguínea.

El efecto vasodilatador es importante para las insuficiencias del sistema vascular. cuando el flujo de la sangre oxigenada está afectado, es decir, en los problemas de isquemia  en las extremidades, el corazón, cerebro. Siempre que hay un aumento de aporte de oxígeno ayuda a curar y mejorar la función de los tejidos y de los órganos.  (ref. Dr. Peter Bednarčík. Biomag)

Efecto desintoxicante

El CMP  penetra en los tejidos expuestos a los aplicadores de manera uniforme. Penetra en rodas las células e induce corrientes eléctricas muy débiles. Esto conduce a cambios en el potencial de la superficie de las células, cambia la permeabilidad de las membranas celulares, aumenta la circulación sanguínea, la oxigenación, el aporte de nutrientes  y mejora la eliminación de los deshechos metabólicos de los tejidos expuestos, que es la premisa básica de cualquier proceso de curación y regeneración. Este efecto puede influir positivamente en el desarrollo de toda una serie de enfermedades y estados, por ejemplo las enfermedades metabólicas como la diabetes o la gota, en la regeneración de los tejidos que hayan sufrido infecciones (hepatitis, mononucleosis, daños tóxicos de los tejidos) y también en los eczemas y las alergias.  (ref. Dr. Peter Bednarčík. Biomag)

Efecto curativo y de regeneración

Están demostrados para los huesos y para los tejidos blandos y se explican por la irritación no especificada de la membrana citoplasmática , donde se activan la cadenas metabólicas, cuyo punto clave es el cambio de la relación cAMP/cGMP y la aumentada activación de los osteoclastos en el caso de los huesos. El CMP  contribuye a acelerar el proceso de curación , activa la creación del tejido nuevo (rápida construcción del tejido óseo y calcificación) con lo que aumenta la sensibilidad a la hormona paratiroidea. por eso el CMP se usa para acelerar la curación de las fracturas, de la pseudoartrosis, la reafirmación de endoprótesis sueltas y dolorosas. Con la aplicación de CMP aumenta el nivel de proteoglicanos  en el cartílago hasta el 22% (según Chvojka) lo que permite la regeneración del cartílago. la aceleración de la curación fue demostrada no solamente en los huesos  sino también en los tejidos blandos. El CMP influyen de manera positiva  en las infecciones estériles (enfermedades reumatoides)  como en las infecciones microbianas y en su curación.  Inducen una actividad fagocítica elevada, incluida la producción de superóxido, que inhibe  el desarrollo de la flora microbiana. resultados particularmente buenos se consiguieron en el dolor radicular (en la raíz) y en los síndromes pseudoradiculares  (ciática, compresión de los nervios).s.  (ref. Dr. Peter Bednarčík. Biomag)

Contacta con nosotros

Mensaje *
Nombre *
Calle *
Teléfono *
Código Postal *
Población *
Provincia *
País *
Correo electrónico *